21 ene. 2008

Venecia




Llegamos bien entrada la tarde a esta ciudad mágica de Italia,,estaba deseando verla,,descubrir sus calles,sus puentes..

Y de repente estaba allí entre miles de visitantes,, bajo ese cielo azul infinito que tiene Venecia,,llegamos a media tarde y entre que dejamos el coche en un parking y buscábamos un hotel (nunca reservamos vamos haciendo sobre la marcha) nos cogió la noche y una buena tormenta de verano.
Me di cuenta que aquí cambia el tiempo muy rápido sobre todo por la tarde,,durante la mitad del día cielo azul y solazo pero por la tarde se cubría de nubes y llovía,allí estaba yo en chanclas intentando no caerme en esos adoquines tan resbaladizos(para mis chanclas claro xD),,entre la lluvía,tanta agua y ese laberinto de puentes decidí quedarme en el hotel esa noche..





Al día siguiente recorrimos toda Venecia andando y en vaporetto (barcos que recorren Venecia por zonas como cualquier linea de metro),,todo me pareció bellisimo,, la cantidad de plazas,iglesias,puentes y monumentos que alberga esta ciudad, los precios en general eran algo
caros cosa que no me extraña ya que es muy turístico,,los gondoleros hacen su agosto cobrando como poco 80e por pasearte en una góndola, algo que me parecía abusivo..por lo demás todo normal xD.

Me llamó la atención las muchas tiendas de mascaras que había,,mascaras de lo más extrañas y variopintas,a cual más bonita y alguna que otra tienda de animales disecados,sobre todo insectos y pequeños vertebrados,,en definitiva,no dejen de visitar Venecia, de alguna manera consiguió cautivarme y algún año volveré a perderme en sus canales..








Queda una terca decisión no sé por qué la quiero si no no te puedo ser sincero—ya aplazada para siempre—y el reflejo del agua en los canales,una noche luminosa de abril.El exaltado adolescente se repite:«Volveré a Venecia, con una mujer,para ser feliz, verdaderamente feliz».Típicos y tópicos, los deseos y los sueños;no menos absurda la realidad que aguardaba.Nunca he vuelto, no volveré jamás,pero, a veces, muy de tarde en tarde, una fotografía,un guiño irónico de la memoria, me devuelven las estrellas perdidas de aquel cielo,el golpe del remo en el agua nocturna. (Juan Luis Panero)




Mides.

No hay comentarios: